鄢陵| 蕲春| 化州| 三台| 岳阳市| 马鞍山| 嘉荫| 确山| 唐县| 彭泽| 岳西| 吴中| 宜宾县| 岳西| 会理| 犍为| 平罗| 临潭| 独山子| 岑巩| 垣曲| 林州| 泽库| 麻栗坡| 永吉| 云龙| 烈山| 陇川| 潮南| 綦江| 新宾| 乌拉特后旗| 本溪市| 平江| 克什克腾旗| 绿春| 新民| 满洲里| 麻江| 陵县| 东阿| 丰顺| 承德县| 阳高| 巴楚| 南安| 铜鼓| 白碱滩| 新城子| 衡水| 巴东| 任丘| 正阳| 沁阳| 文安| 天门| 常山| 寒亭| 白河| 江达| 临沭| 喀喇沁旗| 丁青| 湘潭市| 新化| 饶阳| 高明| 泰顺| 吴忠| 姜堰| 金沙| 岳普湖| 沙河| 惠山| 贵州| 葫芦岛| 合水| 保德| 明溪| 费县| 富蕴| 海城| 汉南| 新晃| 漳浦| 龙井| 罗定| 凤翔| 开远| 紫阳| 温县| 尤溪| 柳江| 扬州| 宝清| 珊瑚岛| 岳池| 靖江| 来凤| 定结| 景宁| 广南| 巴里坤| 桃园| 兴和| 会同| 南川| 新荣| 新乐| 苍山| 响水| 鹤壁| 大田| 如东| 巴里坤| 佛坪| 鄂尔多斯| 湘东| 惠东| 无为| 行唐| 邵阳县| 尼玛| 芷江| 井陉| 申扎| 勉县| 安龙| 将乐| 雷波| 广安| 怀来| 叶城| 长武| 古蔺| 微山| 东阳| 丰都| 宁安| 慈利| 威信| 合江| 桐柏| 石渠| 江口| 张家川| 乐亭| 浮梁| 辽源| 兴安| 郯城| 威远| 元氏| 金乡| 萨迦| 鱼台| 武鸣| 铁力| 户县| 肥西| 丹寨| 淮北| 惠安| 青神| 二道江| 西昌| 乌鲁木齐| 东方| 绿春| 额济纳旗| 独山| 大同县| 云溪| 罗源| 左贡| 梁山| 泾川| 潮阳| 南宫| 青岛| 谢通门| 宁德| 商水| 青县| 万荣| 辽阳县| 宁海| 闽清| 方正| 岚皋| 平昌| 响水| 内乡| 平定| 东山| 西充| 平川| 兰溪| 肥东| 古丈| 清河| 鹿寨| 漾濞| 密山| 偃师| 阿坝| 潮南| 五华| 莲花| 平远| 三门| 黄岩| 永定| 伊川| 广州| 巴东| 浦城| 武定| 缙云| 鲅鱼圈| 扶绥| 五营| 花都| 阿拉尔| 南浔| 铜鼓| 利辛| 宜良| 双牌| 铜陵市| 建平| 闵行| 灌云| 平昌| 正镶白旗| 鹤峰| 界首| 突泉| 南阳| 加查| 互助| 茄子河| 崇阳| 盐都| 开远| 滴道| 甘南| 深泽| 嘉禾| 上高| 吉利| 钓鱼岛| 射阳| 岑巩| 科尔沁右翼前旗| 夏县| 名山| 龙湾| 诸城| 张家界| 墨脱| 界首| 西峡| 开封市| 百度

大师用车|知识大补充 汽车坐垫带来的不仅仅是

2019-04-24 08:21 来源:豫青网

  大师用车|知识大补充 汽车坐垫带来的不仅仅是

  百度经常对照党章规范自己的言行,通过学习铸牢理想信念、锤炼坚强党性,在大是大非面前旗帜鲜明,在风浪考验面前无所畏惧,在各种诱惑面前立场坚定。被告于2014年4月22日作出被诉答复,告知原告申请公开的信息不属于被告政府信息公开事项。

提高政治站位,打牢思想根基。当前,要深刻认识深化党和国家机构改革的重大意义,增强“四个意识”,坚定“四个自信”,自觉把思想和行动统一到党中央决策部署上来,团结一心,扎实工作,在深化党和国家机构改革中交出满意答卷。

  ”谈起自家的“植物工厂”,内蒙古蒙草生态环境(集团)股份有限公司董事长王召明脸上写满了兴奋。只有不折不扣贯彻以宪法为核心的依宪治国、依宪执政,努力做宪法的忠实崇尚者、自觉遵守者、坚定捍卫者,才能更好地维护宪法法律权威,更好发挥宪法在新时代坚持和发展中国特色社会主义、推进全面依法治国中的重大作用。

  党组与部门党委、地方党委、机关党委的区别:从性质上看。建立机关党委抓党支部政治理论学习督导制度,持续推进机关学习型党组织建设。

这就是说,要提高保障和改善民生水平,使人民获得感、幸福感明显增强。

  (作者系四川省泸州市委常委、组织部长、统战部长)

  尽管现在的交通信息手段越来越发达,获取信息的渠道越来越多,但这都不能代替亲力亲为的调查研究。建立客户经理制,简单地说就是从业务咨询、受理到接电完成都是专人服务,限时办理。

  推进伟大社会革命。

  批准这类活动必须有法律法规或省部级以上文件为依据,从严控制、严格审批。触摸历史的细节,方能知其深刻;“通感”文化的魅力,方能焕发生机。

  批准这类活动必须有法律法规或省部级以上文件为依据,从严控制、严格审批。

  百度敬畏历史,尊重历史,才不会让梦想变形。

  党组与部门党委、地方党委、机关党委的区别:从性质上看。  3月22日,国家主席习近平在北京人民大会堂同喀麦隆总统比亚举行会谈。

  百度 百度 百度

  大师用车|知识大补充 汽车坐垫带来的不仅仅是

 
责编:

大师用车|知识大补充 汽车坐垫带来的不仅仅是

Spanish.xinhuanet.com   2019-04-24 15:43:02
百度   通知强调,进一步强化高校考试招生信息安全,切实提高防篡改、防窃取、防瘫痪、防病毒、防攻击能力。

Por Luan Xiang

BEIJING, 14 dic (Xinhua) -- El artista chino Li Zijian pintó el cuadro "La masacre de Nanjing" en 1991 para recordar a la humanidad uno de los momentos más oscuros de la historia, cuando 300.000 chinos inocentes fueron asesinados en 1937 por las tropas agresoras japonesas.

El pasado jueves 13 de diciembre fueron muchos los que se detuvieron en duelo silencioso frente a la pintura, colgada en el Salón Conmemorativo de las Víctimas de la Masacre de Nanjing por los Invasores Japoneses, situado en esta ciudad oriental china renacida de las cenizas de la guerra.

"Que el mundo afronte la historia honestamente; que nuestra nación nunca olvide las calamidades que padecimos; que la humanidad se una para defender un futuro de paz eterna", resumió el autor sobre la intención de la obra.

LA PINTURA

El cuadro, de 3,2 metros de ancho por 2,1 de alto, muestra una escena de pesadilla: en el fondo, el tenue cielo está manchado por las llamas y el humo de la guerra; el río Yangtse, te?ido de sangre escarlata. Una cantidad inconmensurable de cadáveres forman una monta?a, gritando en silencio en denuncia del brutal genocidio.

En la esquina izquierda, dos oficiales japoneses limpian sus katanas tras competir por ver quién decapitaba más gente. A la derecha, un monje arrastra el cuerpo sin vida de sus compatriotas para darles entierro.

En el medio, un ni?o peque?o mira a un cielo sin sol y llora sobre el pecho frío de su madre, muerta en la cima de la monta?a de cuerpos.

Li Zijian vivía en Los ángeles (Estados Unidos), cuando en 1991 comenzó trabajar en el tema a petición de Hsing Yun, un famoso monje budista chino, superviviente y testigo de la masacre.

"Mi madre y yo, que entonces era un ni?o peque?o, fuimos a Nanjing a buscar a mi padre, que había desaparecido. No lo encontramos, y en cambio tuve que presenciar las atrocidades cometidas por el Ejército japonés", recordó el maestro budista.

Este superviviente recuerda vivamente, pese a los 63 a?os transcurridos, los ríos de sangre fluyendo de las pilas de cadáveres.

Li, profundamente conmovido por el relato de Hsing Yun, revisó todos los archivos históricos, fotografías y referencias escritas que pudo encontrar en Estados Unidos y comenzó a componer la escena, dividida en tres partes: "La matanza", "La supervivencia" y "El buda".

Durante más de 80 días, el pintor trabajó en el lienzo sin apenas comer ni dormir.

"Frente a la pintura, el corazón me dolía sin parar y las lágrimas nunca se me secaban", recordó.

Tanto el pintor como Hsing Yun esperan que el mundo conozca mejor la verdad sobre la Masacre y que la raza humana nunca se olvide de las tragedias pasadas, para que así la historia no se repita.

El cuadro se donó al museo el 13 de diciembre de 2000, donde está expuesto.

LA GIRA MUNDIAL

Desde que se completó y hasta su donación, "La Masacre de Nanjing" emprendió una gira mundial en la que conmovió a espectadores de todo el mundo, pero también enfureció a las fuerzas derechistas de Japón, que pretendían negar sus bárbaras acciones durante la Segunda Guerra Mundial.

En diciembre de 1999, Li Zijian recibió un fax de Ruud Spruit, comisario del Museo Westfries Hoorn de los Países Bajos, donde se estaba exhibiendo la obra, en la que le decía que algunos diplomáticos japoneses en el país europeo habían exigido que la retirasen.

La solicitud fue rechazada. "La verdad histórica no se puede negar", respondió Spruit a los críticos. "Debemos respetar la historia como respetamos el arte", dijo.

La batalla no se detuvo ahí. En la siguiente parada del recorrido, en la sede en ámsterdam de Sotheby's, una de las principales casas de subastas de arte del mundo, los derechistas nipones consiguieron sacar la pintura de la galería.

El intento japonés de dificultar la exposición llamó la atención y suscitó el debate público en Holanda.

"Muchas personas han expresado sus puntos de vista en los periódicos. Obviamente estamos del lado de la justicia y la opinión pública nos respalda", escribió entonces Spruit.

A su paso por Zeist, en la provincia holandesa de Utrecht, se incluyó una frase bajo el marco en chino, inglés, espa?ol y francés: "En memoria de los 300,000 compatriotas inocentes que fueron masacrados por el militarismo japonés en Nanjing, China, en 1937".

Dennis Wepman, crítico de arte en Nueva York, comparó "la Masacre de Nanjing" con el "Guernica" de Pablo Picasso, y la calificó de "enunciado elocuente" de los terrores de la guerra.

"Al contemplar 'La Masacre de Nanjing' , sentí que mi corazón lloraba. Nunca debemos olvidarnos de los actos bárbaros y crueles del Ejército nipón. Algunas autoridades sin escrúpulos han negado y distorsionado la brutalidad de la historia, y estamos decididos a combatirlo", escribió el escritor japonés Daisaku Ikeda en una carta al pintor.

RECUERDO

La segunda pintura de Li Zijian sobre el tema de la Masacre de Nanjing se incluyó en la exposición permanente del Museo Nacional de China en mayo de 2013.

Una tercera réplica puede contemplarse en el Museo Li Zijian de Changsha (Hunan) desde 2016.

Esta tercera pieza fue colocada intencionadamente a una altura más baja, para que los observadores no tuvieran que levantar la mirada sino bajarla al conmemorar a las víctimas, dijo el pintor, que da nombre al museo.

Grupos de ni?os y jóvenes representantes de la provincia de Hunan celebraron ayer jueves una ceremonia pública frente al óleo para refrescar los recuerdos de una historia dolorosa, conmemorar las vidas perdidas y rezar por la paz, según Zhu Guoju, artista y conservador del museo.

La reacción general de los muchos visitantes suele ser de horror. "El primer sentimiento fue de conmoción: la pirámide de cadáveres, el río de sangre. Fue demasiado sangriento y horroroso, más de lo que habría imaginado", comentó Liang Manling, secretaria general del Fondo de la Naturaleza de los Fotógrafos Empresariales, que vivió y trabajó cinco a?os en Nanjing.

"En la parte superior, un ni?o llora sobre el pecho del cadáver de su madre... No pude aguantar y rompí a llorar", recordó Liang sobre la primera impresión que tuvo de la obra.

Los amigos extranjeros de Liang que visitaban la ciudad le pedían a menudo que los llevase al museo, adonde acababa yendo una o dos veces por semana, recordó.

"Debemos rendir homenaje a las víctimas del holocausto cometido por Japón en China, para que no nos olvidemos de las calamidades nacionales," sostuvo.

"A causa de la crueldad de la guerra, somos más capaces de apreciar la paz que disfrutamos hoy en día, y debemos defenderla mejor, ya que se logró tras sacrificios inmensos", opinó.

Para cualquier sugerencia o consulta puede ponerse en contacto con nosotros a través del siguiente correo
electrónico:spanish@xinhuanet.com
  
FOTOS  >>
VIDEO  >>
  TEMAS ESPECIALES  >>
G20 2018
VISITA DE XI
Xinhuanet

ESPECIAL: Autor de óleo "La masacre de Nanjing" evoca proceso de creación y pide no olvidar tragedia

Spanish.xinhuanet.com 2019-04-24 15:43:02

Por Luan Xiang

BEIJING, 14 dic (Xinhua) -- El artista chino Li Zijian pintó el cuadro "La masacre de Nanjing" en 1991 para recordar a la humanidad uno de los momentos más oscuros de la historia, cuando 300.000 chinos inocentes fueron asesinados en 1937 por las tropas agresoras japonesas.

El pasado jueves 13 de diciembre fueron muchos los que se detuvieron en duelo silencioso frente a la pintura, colgada en el Salón Conmemorativo de las Víctimas de la Masacre de Nanjing por los Invasores Japoneses, situado en esta ciudad oriental china renacida de las cenizas de la guerra.

"Que el mundo afronte la historia honestamente; que nuestra nación nunca olvide las calamidades que padecimos; que la humanidad se una para defender un futuro de paz eterna", resumió el autor sobre la intención de la obra.

LA PINTURA

El cuadro, de 3,2 metros de ancho por 2,1 de alto, muestra una escena de pesadilla: en el fondo, el tenue cielo está manchado por las llamas y el humo de la guerra; el río Yangtse, te?ido de sangre escarlata. Una cantidad inconmensurable de cadáveres forman una monta?a, gritando en silencio en denuncia del brutal genocidio.

En la esquina izquierda, dos oficiales japoneses limpian sus katanas tras competir por ver quién decapitaba más gente. A la derecha, un monje arrastra el cuerpo sin vida de sus compatriotas para darles entierro.

En el medio, un ni?o peque?o mira a un cielo sin sol y llora sobre el pecho frío de su madre, muerta en la cima de la monta?a de cuerpos.

Li Zijian vivía en Los ángeles (Estados Unidos), cuando en 1991 comenzó trabajar en el tema a petición de Hsing Yun, un famoso monje budista chino, superviviente y testigo de la masacre.

"Mi madre y yo, que entonces era un ni?o peque?o, fuimos a Nanjing a buscar a mi padre, que había desaparecido. No lo encontramos, y en cambio tuve que presenciar las atrocidades cometidas por el Ejército japonés", recordó el maestro budista.

Este superviviente recuerda vivamente, pese a los 63 a?os transcurridos, los ríos de sangre fluyendo de las pilas de cadáveres.

Li, profundamente conmovido por el relato de Hsing Yun, revisó todos los archivos históricos, fotografías y referencias escritas que pudo encontrar en Estados Unidos y comenzó a componer la escena, dividida en tres partes: "La matanza", "La supervivencia" y "El buda".

Durante más de 80 días, el pintor trabajó en el lienzo sin apenas comer ni dormir.

"Frente a la pintura, el corazón me dolía sin parar y las lágrimas nunca se me secaban", recordó.

Tanto el pintor como Hsing Yun esperan que el mundo conozca mejor la verdad sobre la Masacre y que la raza humana nunca se olvide de las tragedias pasadas, para que así la historia no se repita.

El cuadro se donó al museo el 13 de diciembre de 2000, donde está expuesto.

LA GIRA MUNDIAL

Desde que se completó y hasta su donación, "La Masacre de Nanjing" emprendió una gira mundial en la que conmovió a espectadores de todo el mundo, pero también enfureció a las fuerzas derechistas de Japón, que pretendían negar sus bárbaras acciones durante la Segunda Guerra Mundial.

En diciembre de 1999, Li Zijian recibió un fax de Ruud Spruit, comisario del Museo Westfries Hoorn de los Países Bajos, donde se estaba exhibiendo la obra, en la que le decía que algunos diplomáticos japoneses en el país europeo habían exigido que la retirasen.

La solicitud fue rechazada. "La verdad histórica no se puede negar", respondió Spruit a los críticos. "Debemos respetar la historia como respetamos el arte", dijo.

La batalla no se detuvo ahí. En la siguiente parada del recorrido, en la sede en ámsterdam de Sotheby's, una de las principales casas de subastas de arte del mundo, los derechistas nipones consiguieron sacar la pintura de la galería.

El intento japonés de dificultar la exposición llamó la atención y suscitó el debate público en Holanda.

"Muchas personas han expresado sus puntos de vista en los periódicos. Obviamente estamos del lado de la justicia y la opinión pública nos respalda", escribió entonces Spruit.

A su paso por Zeist, en la provincia holandesa de Utrecht, se incluyó una frase bajo el marco en chino, inglés, espa?ol y francés: "En memoria de los 300,000 compatriotas inocentes que fueron masacrados por el militarismo japonés en Nanjing, China, en 1937".

Dennis Wepman, crítico de arte en Nueva York, comparó "la Masacre de Nanjing" con el "Guernica" de Pablo Picasso, y la calificó de "enunciado elocuente" de los terrores de la guerra.

"Al contemplar 'La Masacre de Nanjing' , sentí que mi corazón lloraba. Nunca debemos olvidarnos de los actos bárbaros y crueles del Ejército nipón. Algunas autoridades sin escrúpulos han negado y distorsionado la brutalidad de la historia, y estamos decididos a combatirlo", escribió el escritor japonés Daisaku Ikeda en una carta al pintor.

RECUERDO

La segunda pintura de Li Zijian sobre el tema de la Masacre de Nanjing se incluyó en la exposición permanente del Museo Nacional de China en mayo de 2013.

Una tercera réplica puede contemplarse en el Museo Li Zijian de Changsha (Hunan) desde 2016.

Esta tercera pieza fue colocada intencionadamente a una altura más baja, para que los observadores no tuvieran que levantar la mirada sino bajarla al conmemorar a las víctimas, dijo el pintor, que da nombre al museo.

Grupos de ni?os y jóvenes representantes de la provincia de Hunan celebraron ayer jueves una ceremonia pública frente al óleo para refrescar los recuerdos de una historia dolorosa, conmemorar las vidas perdidas y rezar por la paz, según Zhu Guoju, artista y conservador del museo.

La reacción general de los muchos visitantes suele ser de horror. "El primer sentimiento fue de conmoción: la pirámide de cadáveres, el río de sangre. Fue demasiado sangriento y horroroso, más de lo que habría imaginado", comentó Liang Manling, secretaria general del Fondo de la Naturaleza de los Fotógrafos Empresariales, que vivió y trabajó cinco a?os en Nanjing.

"En la parte superior, un ni?o llora sobre el pecho del cadáver de su madre... No pude aguantar y rompí a llorar", recordó Liang sobre la primera impresión que tuvo de la obra.

Los amigos extranjeros de Liang que visitaban la ciudad le pedían a menudo que los llevase al museo, adonde acababa yendo una o dos veces por semana, recordó.

"Debemos rendir homenaje a las víctimas del holocausto cometido por Japón en China, para que no nos olvidemos de las calamidades nacionales," sostuvo.

"A causa de la crueldad de la guerra, somos más capaces de apreciar la paz que disfrutamos hoy en día, y debemos defenderla mejor, ya que se logró tras sacrificios inmensos", opinó.

010020070760000000000000011100001376744281
百度